Protección ante el COVID-19

La pandemia que comenzó a la par del año 2020 nos ha forzado a recluirnos en casa y permanecer ahí por un tiempo indefinido.

Conocemos la ruta que va siguiendo el virus y su expectativa de terminar posiblemente hacía el final de este año o hasta le próximo. Se estima que entre 40 y 70% de la población se infectará del virus COVID-19, y tristemente un 2-4% de los infectados morirá.

Las recomendaciones incluyen no salir de casa, mantener la distancia entre personas, evitar espacios y eventos públicos, utilizar mascarilla o cubre bocas, toser o estornudar con pañuelo o sobre el brazo, realizar un correcto aseo de manos continuamente, y desinfectar superficies y manos continuamente.

Quedarse en casa significa que la rutina que seguíamos cambió completamente y habemos de adaptarnos a lo que hay, de la mejor forma posible. Estar en casa nos permite poner más atención a los hábitos que tenemos, podemos ahora hacernos responsables casi completamente de nuestra alimentación, y por ello cuidar la calidad de los alimentos que vamos a ingerir.

Cuidamos de nuestra salud desde cuando consideramos la alimentación que seguimos. Mantener el sistema inmunológico fuerte es ahora más importante que nunca. Comer alimentos naturales, con porciones adecuadas y ritmos naturales fortalece los sistemas digestivo, inmunológico y respiratorio, por mencionar unos pocos.

  • Al hacer las compras de alimentos busca elegir los alimentos naturales sobre los productos procesados.
  • Los cereales y semillas son buenas opciones para reservar en la alacena sin que se deterioren rápidamente.
  • Consume frutas y verduras crudas para aprovechar su aporte de vitaminas y minerales
  • Prefiere agua natural sobre refrescos. La obesidad e hipertensión se han identificado como factores de riesgo durante el contagio del COVID-19.
  • Puedes suplementar tu dieta con: Vitamina C, Selenio y Zinc para fortalecer el sistema inmunológico, antioxidantes y protección celular.
  • Evitemos hacer compras de pánico y solamente llevarnos lo que sea adecuado para la cantidad que consumimos y dejar lo suficiente para los demás.
  • Mantén el cuerpo activo con ejercicio: Entretiene la mente, calma la ansiedad y evita el aumento de peso. 3-4 veces por semana por mínimo.
  • Dormir 8 horas permite el descanso y restauración del organismo, así estamos más fuertes para combatir cualquier amenaza de infección.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s