Nutrición y Microbiota

Bacterias amigables

Vivimos en un mundo acelerado, en donde queremos todo para “ayer” y en temas de salud tendemos a buscar la cura rápida sin importar los efectos secundarios que pudiéramos tener, así como también la pérdida de peso sin esfuerzo y sustentable sin tener que hacer cambios drásticos en nuestro estilo de vida.

Debemos tomar en cuenta que el cuerpo es nuestro más grande maestro, nos enseña una y otra vez que muchas veces lo que nosotros vemos como enfermedades físicas son sólo los síntomas de algo que se tiene que tratar de raíz, ya sea a nivel emocional, interpersonal o un mal manejo del exceso de estrés. Esto nos lleva a saber que no hay “shortcuts” y que es importante conectarnos con nuestro cuerpo y entender en un nivel más sutil lo que realmente necesita.

La comida realmente es una medicina poderosa y si a esto le sumamos la capacidad de aprender a escuchar al cuerpo, tenemos la fórmula perfecta para la salud y felicidad. Con el estilo de vida que tenemos en el mundo actual, hemos descuidado mucho la alimentación, vivimos en el acelere total y comemos lo primero que tenemos a la mano o cosas muy procesadas, que si bien nos ahorran tiempo, no nos dan salud. 

Es en este contexto donde han surgido los alimentos funcionales los cuáles nos aportan un extra en nutrición y salud. Algunos de estos alimentos funcionales nos ayudan a sanar y corregir las disfunciones y alteraciones de la microbiota intestinal con la utilización de agentes bioterapéuticos: prebióticos, probióticos y simbióticos que son en realidad productos nutracéuticos, es decir, productos de origen natural, benéficos para la salud, con propiedades biológicas activas y capacidad preventiva y/o terapéutica.

Pero para que todo esto no les suene muy científico, vamos a definir estos conceptos: 1) microbiota, 2) probióticos, 3) prebióticos y 4) simbióticos.

  1. La microbiota intestinal (anteriormente llamada microflora intestinal) es la población de microorganismos que habitan en el intestino. Nuestra microbiota intestinal contiene 100 billones de microorganismos, incluyendo como mínimo 1000 especies diferentes de bacterias que comprenden más de 3 millones de genes, 150 veces más que en el genoma humano y puede pesar hasta 2kg.

    Al tener un papel en la expresión de genes se dice que la medicina del futuro está 100% relacionada con la microbiota. Solo un tercio de nuestra microbiota intestinal es común a la mayoría de la gente, mientras que los otros dos tercios son específicos en cada persona. Podríamos describirla como una huella digital, específica e individual para cada uno de nosotros.

    Una microbiota intestinal saludable y equilibrada es fundamental para asegurar una función digestiva adecuada, ayuda al sistema inmune, permite alcanzar y mantener un peso saludable entre otros.  Teniendo en cuenta el importante papel que la microbiota intestinal desempeña en el funcionamiento del cuerpo y las diferentes funciones que cumple, hoy en día  se considera como un órgano. (un “órgano adquirido,” ya que nacemos con él estéril)

  2. Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, producen un beneficio para la salud del huésped y los podemos consumir a través de alimentos fermentados: kombucha, kefir, kimchi, chukrut, etc. Hoy en día además tenemos en el mercado muchas marcas de probióticos ya en cápsulas.

    Es importante saber que en esta forma, no todas las cápsulas llegan hasta el intestino que es donde se debe poblar la microbiota ya que muchas veces el ácido gástrico disuelve la cápsula y mata a los microorganismos y por otro lado, hay que asegurarse que tengan varias cepas diferentes de microorganismos y que UFC (unidades formadoras de colonias) sean de por lo menos 20 billones

  3. Los prebióticos son el  alimento (fibra insoluble principalmente) para los microorganismos  benéficos presentes en nuestro intestino y como ejemplos  tenemos: manzana, alcachofa, plátano, avena, cebada, ajo, cebolla, espárragos, leguminosas, entre otros.

  4. Los simbióticos son productos que contienen a la vez prebióticos y probióticos, y su función es restaurar y mantener la buena salud de la  microbiota intestinal. El estándar de oro en los simbióticos es la leche materna.

La microbiota es clave para la salud, cuida a través de la alimentación y tu estilo de vida  a estos “microscópicos amiguitos”, además acuérdate de escuchar a tu cuerpo y de darle prioridad a cada alimento que consumes, que sea de la mejor calidad para realmente nutrirte.

Andrea Parga
Cecilia Lemus
Arlette Modiano

Nutriólogas certificadas, especialistas en nutrición clínica, deportiva y medicina funcional.

TW: @acplan

FB: Ac-plan Nutrición

http://www.ac-plan.com.mx

One Comment Add yours

Leave a Reply to encarnacion Cancel reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s