Obesidad = Cambios cerebrales

Obesidad y los cambios en el cerebro que genera,  nos llevan a una mayor predisposición de depresión, lo único que nos faltaba.

Nuestra población cada vez se ve mayormente afectada por el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades que se desarrollan como consecuencia. Un exceso de energía consumida a través de alimentos y bebidas, sumado a una vida sedentaria, propician el acúmulo de grasa en el cuerpo como reserva energética.

Estudios hechos en el Radiological Society of North America, demuestran como el cerebro y sus funciones se ven afectadas según el porcentaje de grasa que tiene el individuo. El estudio comenzó en el año 2006, en donde se evaluaron a 12,000 participantes utilizando como método de estudio escanear los cerebros a través de una imagen por resonancia magnética. Principalmente se observan cambios en la materia gris y en el área del sistema de recompensa. 

Estos resultados fueron distintos entre los hombres y mujeres estudiados. En los hombres se observó que a un mayor porcentaje de grasa corporal, había un menor volumen de materia gris y en ciertas estructuras cerebrales involucradas en el sistema de movimiento y el sistema de recompensa. Por otro lado, en las mujeres estudiadas se observó que el porcentaje total de grasa corporal afecta de forma negativa al globus pallidus, una estructura involucrada en el movimiento voluntario.  Se encontró de igual forma que a mayor porcentaje de grasa corporal, menor es el volúmen de las estructuras cerebrales. En ambos géneros se ve afectada la materia blanca del cerebro al presentar un mayor porcentaje de grasa corporal. 

 

mri

En resumida explicación, la materia gris del cerebro se encarga del procesamiento de la información, trabajando con la coordinación de movimientos, mientras que la materia blanca está formada por la mielina que se encarga, entre otras cosas, de facilitar y acelerar la conducción nerviosa entre las neuronas y se mantengan bien nutridas.

Mientras que en otro estudio realizado en Suecia, 12,000 niños con obesidad, se observó que las niñas evaluadas tienen un 43% mayor probabilidad de sentirse con depresión y ansiedad en comparación con los demás niños sin problemas de obesidad, mientras que en los niños se observó el 33% de probabilidad de desarrollar estos síntomas. Estos resultados se presentaron por parte de presentado por la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad.

Los hábitos alimenticios y de actividad física determinan la salud que tenemos en el presente y determina la salud futura. Es importante tomar en consideración a la futura generación y los riesgos de salud a los que están expuestos por incorrectas formas de llevar la alimentación. Vivir con depresión y ansiedad limita las capacidades de acción de una persona, disminuyendo la función productiva y de goce.

Gracias a la ciencia e investigadores, conocemos cada vez más los riesgos que acarrea llevar una dieta incorrecta y llevar una vida sedentaria. Nunca es tarde para comenzar a generar un cambio en nosotros.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s