Control de porciones

Sabemos que nuestro cuerpo necesita de energía para funcionar, conocemos el término caloría, entendemos la palabra porción, pero al momento de llevarlo a la práctica parece que hemos olvidado todos estos términos e ideas.

Durante la historia reciente de la humanidad hemos visto el auge de dietas de moda, pastillas, licuados y remedios mágicos para poder perder esos kilos de peso que nos sobran. Muchas investigaciones con personas que buscan bajar de peso a través de diferentes métodos, han tenido como resultado la recuperación de esos kilos de peso perdidos.

Ya sea que llevemos una dieta baja en carbohidratos o baja en grasas o que lleve el término Paleo, Keto o una dieta diseñada para nuestro tipo de sangre, la realidad es que nada de esto va a funcionar si no le ponemos atención a nuestros hábitos alimenticios. Podremos estar “a dieta” durante meses y lograr perder los kilos necesarios para estar dentro de un peso en rango normal, sin embargo podrá tomar un par de semanas para volverlos a recuperar.

Las porciones de los alimentos se establecen de acuerdo a las necesidades energéticas que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente. Utilizamos energía para respirar, para que nuestro corazón trabaje, para que el sistema digestivo funcione, y todo esto sucede sin nosotros darnos cuenta o controlarlo. Lo que sí controlamos es el movimiento de nuestro cuerpo, la actividad física que hacemos durante el día y el ejercicio para fortalecer los músculos.

La realidad es que la gran mayoría de nosotros no cargamos con básculas para pesar los gramos de la comida que vamos a comer, o no contamos con las tablas específicas que contienen la información energética (calorías) de los alimentos, ni tampoco se tienen la educación o conocimientos para saber cuanto es suficiente, en términos de porciones. Con lo que sí contamos, es con nuestras perfectas manos. Y es muy sencillo aprender a idear las porciones de los alimentos que vamos a comer, utilizado nuestras manos.

HOJA_ALTA

Referencias de porciones con las manos:

Pastas, arroz, pan, frutas, leguminosas: El puño cerrado de una mano

Proteína de origen animal: Palma de la mano

Ensalada: Ambas palmas de las manos

Frutas secas y semillas o nueces: Mano llena

Quesos: Pulgar de una mano

Grasas (mantequilla, aceites vegetales, manteca, aceite de coco): Punta de un pulgar.

handful vegetables

Ahora sabemos que tenemos todo en nuestras manos.

Ya no hay pretextos, más que decidir no hacerlo.

Así de fácil, así de sencillo.

Provecho.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s